lunes, 1 de julio de 2019

Los sucesos militares que marcaron el papel de Rusia en el mundo en el 2018


Huawei vence a Trump y logra se levante el veto en su contra

¿Jared Kushner es el anticristo?

Sucede que Jared Kushner, un judío ortodoxo, se ha convertido en la mano derecha y principal asesor de Donald Trump, pero, ¿quién es este sujeto?



Para empezar, es el yerno de Trump; este individuo está casado con Ivanka, la hija del presidente de los EE.UU.

Muchos no lo sabrán, pero Trump desciende de una familia inmigrante judía alemana que llegó a los EE.UU. en el año de 1885; su bisabuelo era alemán, pero su bisabuela era judía, por lo tanto, toda su descendencia es judía por definición, pues lo único que hace a un judío ser judío es descender de madre judía y/o convertirse al judaísmo. Su abuelo cambió su apellido alemán Drumpf por Trump al momento de pisar tierras americanas. Sus bisabuelos eran Christian Johannes Drumpf y Katharina Kober.

Pero volviendo con Jared kushner, él, como mencioné, es un judío ortodoxo que pertenece a una rama del judaísmo jasidico apocalíptico y mesiánico, la corriente judía en cuestión es conocida como jabad lubavitch o simplemente Jabad.

Esta rama del judaísmo basa su fe sobre todo en el Zohar y la Tora; el Zohar es la biblia de la cábala, y la cábala es una doctrina mística judía mesiánica.

Pero el Zohar también es utilizado por la masonería internacional como dogma de fe, claro, interpretado según su conveniencia.

El caso es que los masones tratan de establecer un gobierno mundial para que sea regido por su rey, que no es otro que Lucifer o Baphomet.

Y es aquí donde se cruzan los caminos, pues los judíos ortodoxos están convencidos que estamos en los tiempos mesiánicos, es decir, en los días previos a la aparición pública del Mesías judío. Mientras tanto, los masones también intentan apresurar el establecimiento de su nuevo orden mundial o gobierno mundial. En el caso de los cristianos, pues estamos esperando el retorno de Jesucristo a la tierra, para que reine por mil años sobre la misma.

Pero a pesar de que Jared kushner es miembro de Jabad, también es cierto que ha comprado el edificio marcado con el número 666 en la quinta avenida, en Nueva Yort. Pagó 1800 millones de dólares por él, una acción que se criticó mucho pues era una cifra demasiada alta a cambio del inmueble; por ahí se dice que era cuatro veces el valor real de la propiedad. Pero a que no se imaginan a quien se lo compró; pues al mismísimo David Rockefeller (ya fallecido, como si le cediera la estafeta a Kushner), anterior propietario del edificio a través de su firma Tishman Speyer Properties.

Otro factor a considerar es el hecho de que Trump haya retirado a Steve Bannon del consejo de seguridad nacional justo un día antes del ataque a Siria con misiles tomahawk, ataque realizado por sugerencia de su hija judía Ivanka y su yerno Jared Kushner.

También fue bastante claro que el retiro de Steve Bannon como principal asesor de Trump, y su posterior abandono del consejo de seguridad nacional, fue a petición de Ivanka y Jared Kushner, pues a Bannon se le ha acusado muchas veces de ser anti judío y anti establishment, así que para realizar el ataque a Siria era necesario su abandono al cargo.

Otro dato curioso es el hecho de que el ataque se realizó el día 6 de abril del 2017, y se utilizaron para tal propósito 60 misiles tomahawk (esa fue la primera cifra que dieron, aunque después la cambiaron por 59 misiles en vez de los 60); pero si sumamos 6 + 60 nos dan 66; y si sumamos 2 + 0 + 1 + 7 nos da 10, que es igual a 1 + 0, esto es, 1. Entonces, 6 + 1 + 6 es igual a 616, el número de la bestia según una copia original del Nuevo Testamento que data del Siglo III D.C. Claro, esto es muy rebuscado, pero no está de más tenerlo en consideración.

También hay que considerar que el Mesías para los judíos debe ser alguien de su pueblo, y debe ser alguien que salve a Israel de la destrucción causada por sus enemigos; y aquí tenemos a Jared kushner tratando de salvar a Israel de la ira de sus enemigos, como lo son la misma Siria, Irán y Hezbolá. Es por eso que convenció a Trump de lanzar el ataque a Siria, para intentar hacer que caiga el gobierno de Bashar Al Assad y que quede en su lugar los grupos radicales que combaten a Assad; grupos que son aliados de Israel y los EEUU, algo que ha quedado demostrado constantemente cuando los líderes israelíes piden no acabar con las bandas extremistas en Siria, o cuando brindan atención médica a los mismos; o el caso más reciente, cuando los rebeldes sirios pidieron disculpas a Israel por un ataque cometido contra las fuerzas israelíes en los altos del Golán sirios ocupados, ataque que habría sido el resultado de una confusión dentro de sus filas.

También tomemos en cuenta los intentos de Trump por anular el acuerdo nuclear con Irán, acciones sugeridas nuevamente por su yerno Jared Kushner y su hija Ivanka.

Otro dato a considerar son los intentos de Trump para qué la comunidad internacional y la ONU declaren a Hezbolá como una banda terrorista, para así tener el pretexto de atacarles y de esa manera evitar que los mismos puedan enfrentar a Israel en una guerra futura.

Anteriormente, Trump había asignado a su yerno la tarea de lograr la paz entre palestinos y judíos, pues según él, “Jared es la persona más capacitada para ello, y si él no lo consigue, nadie lo hará”. Eso a pesar de la nula experiencia de Kushner en política internacional y diplomacia, además de tener un conocimiento casi nulo de la problemática árabe-israelí.

Según Jared Kushner, cuando iba a tomar el avión que lo llevaría a Iraq para cumplir con esa tarea, tuvo la oportunidad de leer una revista que contenía un artículo sobre el tema y a partir de allí su mente se iluminó y pudo comprender como ningún otro la situación en Medio Oriente; en ese instante concibió los pasos necesarios para lograr la paz en esa región del mundo.

No olvidemos que el anticristo promoverá la paz en medio oriente y, en general, en el mundo entero; logrando hacer que se firme la paz entre árabes e israelíes. Así mismo, promoverá la construcción del tercer templo de Jerusalén y la vuelta a los sacrificios rituales de animales en el templo.

La hija de Trump, Ivanka, sería un tipo de Esther, la mujer moabita que se convirtió al judaísmo y los salvó de la muerte a manos del imperio persa. Recordemos que los actores de aquella trama son los mismos de ahora; por un lado tenemos a Persia que son los actuales iraníes, y por el otro tenemos a los mismos judíos, que son objeto de constantes amenazas por parte de las autoridades persas, que amenazan con borrarlos de la faz de la tierra. Claro, los judíos también amenazan constantemente a Irán con un ataque “preventivo” para destruir su ejército y su infraestructura atómica.

Ante todo esto, deberíamos preguntarnos: ¿estamos ante que la creación del perfil que presuntamente debe tener el Mesías judío, papel que probablemente será asignado a Jared Kushner? Pues parece que sí.

Bomba atómica iraní y Buque ruso convencen a Trump de no atacar Irán

Trump muy decidido ordenó atacar a Irán en respuesta al derribo del dron estadounidense previamente abatido por las defensas antiaéreas iraníes.

Pero resulta que en el último minuto decidió abortar la misión por que supuestamente le dijeron que morirían 150 personas como consecuencia del ataque y, él, muy magnánimo, decidió perdonar la vida a esas personas pues consideró que el derribo del dron no era tan grave como para justificar la muerte de 150 humanos.

Pero por supuesto que nadie se cree ese cuento, pues está bien claro que la razón de abortar el ataque fue otra y no la de perdonar la vida a 150 humanos anónimos.

Cabe aclarar que jamás mencionó si esas 150 personas que morirían eran de origen estadounidense o iraní, pero se supone que eran de Irán pues los gringos se consideran así mismos como súper hombres que nunca mueren, solo mueren sus enemigos.

Así que, si no fue la clemencia lo que le detuvo, ¿Qué obligó a Donald Trump a cancelar el ataque contra Irán?

Para responder esta cuestión consideremos quién es Irán

Irán es una nación milenaria, es un país que existe desde hace casi 4000 años, claro que entonces no se llamaba IRÁN, entonces era conocido como el imperio medo persa, y posteriormente conocidos solo como los persas.

El imperio persa llegó a dominar casi toda Eurasia, llegando sus dominios hasta Egipto e Israel.

Después vino a menos luego de su conquista por Alejando magno, pero los persas se mantuvieron como un único pueblo, y así transcurrieron hasta nuestros días.

Entonces, los persas conscientes de esta cultura milenaria han sabido mantenerse unidos y han logrado un desarrollo cultural y científico sobresaliente.

De esta manera tenemos que los iraníes han desarrollado la ciencia y la tecnología y han creado armas muy sofisticadas; inclusive, han sabido desarrollar la tecnología nuclear, claro, presuntamente solo con fínes civiles, pero de lo civil a lo militar solo falta un pequeño salto.

Así, tenemos que los iraníes cuentan con bastante material fisible como para alimentar su industria nuclear por muchos años más, pero también se podría utilizar ese material para fínes militares, lo único que necesitan es enriquecerlo al más del 20%, cosa que les es bastante fácil considerando que cuentan con modernas centrifugadoras que pueden realizar ese trabajo en tan solo unas cuantas semanas.

Es por eso que al expresidente norteamericano Barak Obama le urgía un acuerdo nuclear con Irán, acuerdo que finalmente se alcanzó, pero ahora ese acuerdo es desconocido por el gobierno de Donald Trump, lo que abre las puertas a las autoridades iraníes para comenzar a enriquecer su material radiactivo hasta un 20%, limite que es el umbral para pasar al grado militar.

Debemos saber que Irán no solo domina la tecnología nuclear civil, sino que también domina la militar, así que, de proponérselo, obtendrían la bomba atómica en menos de un año.

Por otro lado, ya cuentan con un avanzado programa misilístico, lo que les permitiría equipar sus misiles con ojivas atómicas en un tiempo relativamente corto.

Además, debemos considerar que mantienen una estrecha colaboración con el gobierno de corea del norte, lo que les permitiría desarrollar sus propias ojivas atómicas en un tiempo récord.

Por otro lado, no olvidemos que Trump ya lleva tres años en el poder, tiempo que lleva en desconocer el acuerdo nuclear con Irán, lo que quiere decir que Irán ya debe de haber desarrollado sus propios dispositivos explosivos atómicos desde hace más de un año.

Asimismo, como ya les he comentado en varios vídeos anteriores, la colaboración estrecha entre Irán y corea del norte ha servido para que Irán desarrolle sus propias ojivas atómicas en secreto, ojivas que ya fueron probadas con éxito en la penúltima prueba atómica realizada por Pyongyang.

Esto, como se puede entender, quiere decir que Irán desde hace años cuenta con misiles balísticos equipados con ojivas atómicas, muy al contrario de lo que cree la gente común y muy contrario a las declaraciones oficiales, tanto por parte de las autoridades iraníes, como por parte de los expertos de la comisión internacional de energía atómica, así como de las autoridades europeas y estadounidenses; bueno, eso fue hasta ahora, pues Trump fue informado de lo contrario cuando se le advirtió que de atacar a Irán este respondería con una lluvia de misiles atómicos sobre Tel Avid, Riad, y sobre todas las bases militares estadounidenses en la región.

No por nada a los saudíes les urge desarrollar su propia bomba atómica, púes son conscientes de que Irán ya la posee desde hace años. Asimismo, esta es la verdadera razón de por qué las autoridades israelíes no dejan de presionar al gobierno estadounidense para que este lance un ataque contra Irán que destruya su programa nuclear militar y civil.

Y esta es la verdadera razón de por que Trump canceló precipitadamente su plan de atacar a Irán con misiles Tomahawk, asi como con sus nuevos misiles, “bonitos e inteligentes”, que lanzara previamente contra Siria.

Esta es la razón y no la presunta clemencia de Trump para con los iraníes, iraníes que supuestamente morirían durante su ataque.

Por otro lado, Rusia en momentos que Irán derribaba el dron estadounidense Global Hawk, y a la posterior crisis entre Irán y los EEUU, desplegaba una importante flota de buques de guerra por el mar Caribe.

Cabe aclarar que este despliegue de Rusia ya se había planeado con antelación a la crisis desatada por el derribo del dron estadounidense, pero aun así, era un factor a considerar por las autoridades estadounidenses pues el buque líder de la flota de ataque rusa, el Almirante Serguéi Gorshkov, forma parte de la serie más moderna de fragatas dentro de la armada rusa.

Este buque cuenta con misiles hipersónicos antibuque Onix, misiles de crucero Kalibr con capacidad nuclear, y un sistema de defensa antiaérea Poliment-Redut.

Asimismo, cuenta con la estación de interferencias óptico-visuales Grach, sistema que permite a la nave navegar libremente a lo largo de la costa, pasar estrechos y efectuar desembarco de tropas durante las misiones.

"Grach es un dispositivo eficaz que permite disminuir las pérdidas de efectivos y armamento, así como producir un fuerte impacto psicológico sobre el adversario", explicó el portavoz de O-P-K citado por RIA Novosti, y agregó que actualmente no existen análogos extranjeros de este equipo.



Las fragatas del proyecto 22350 son fundamentalmente nuevos buques de guerra que deben reemplazar en gran medida a los destructores rusos. Su producción es más barata y requieren menos tiempo de construcción. Gracias a sus características, son capaces de llevar a cabo misiones en el mar Negro y en el Mediterráneo, así como entrar en servicio en las flotas del Norte o del Pacífico.

Como podemos observar, este buque ruso está muy bien dotado, tanto para defenderse, como para atacar, pues con sus 16 misiles de crucero Kalibr atómicos podría arrasar a medio Estados unidos por sí solo.

Además, incluye el sofisticado sistema de defensa Grach, sistema que es único en su tipo y sin análogos en el mundo. Este sistema puede desorientar al enemigo y causar alucinaciones, tanto visuales y auditivas, como cognoscitivas; es decir, puede hacer ver y oír al enemigo cosas que realmente no existen y, en última instancia, puede volver locos a los adversarios, toda una proeza de la tecnología rusa.

Así que, EEUU se la tenía que pensar muy bien antes de atacar a Irán, pues como ya mencioné, tenía cerca de sus costas a esta potente fragata rusa, fragata que podría ser utilizada para arrasar medio EEUU en caso de que recibiera la orden desde Moscú.

Y es que recordemos que el presidente ruso, Vladimir Putin, ya ha advertido a EEUU de abstenerse de atacar a Irán, pues de lo contrario podría haber graves consecuencias para los estadounidenses, esto en una velada amenaza nuclear, pues recordemos que el mandatario ruso ha hablado en más de una ocasión de la posibilidad de que se dé una nueva crisis de los misiles, esto en referencia la crisis de los misiles de cuba del año 1962.

Estando así las cosas, Trump se la pensó dos veces antes de atacar a Irán, y esa fue la verdadera razón que lo convenció de abstenerse de realizar tal acto, pues de haberlo hecho ponía en peligro la supervivencia de su propio país, así como la existencia de sus aliados regionales, es decir, de Israel y Arabia Saudita; asimismo, ponía en peligro a sus aliados europeos, es decir, a los países europeos que integran la OTAN.

Libra, la criptomoneda de Facebook

acebook lanzó la criptomoneda libra. Está previsto que comience a funcionar en 2020 y los usuarios podrán realizar transacciones a través de una billetera denominada Calibra, integrada a WhatsApp y Messenger. Para evitar la volatilidad de las actuales criptomonedas, cotizará según una canasta de monedas. Facebook busca continuar su crecimiento con un salto directo al mercado financiero. El avance sobre las finanzas, con una moneda gestionada por un puñado de empresas privadas que actúa como paraguas supranacional, es un golpe al corazón de un Estado acechado por el poder financiero.

Por Esteban Magnani




A mediados de junio Facebook lanzó libra, una criptomoneda que paradójicamente , asegura que no les pertenece. La contradicción reproduce un proceso ya conocido y cada vez más evidente: tecnologías pensadas para la democratización finalmente se utilizan para concentrar poder. Si ocurrió con Internet misma cuya arquitectura, según se vaticinó en los inicios, conduciría a la democracia horizontal y perfecta, ¿cómo podría no ocurrir con una criptomoneda? El investigador Evgeny Morozov resumió el ciclo en un tuit: “2009: ¡Blockchain derribará al poder central! 2019: Blockchain ayudará a Facebook a derribar el poder central del Estado utilizando la retórica de la descentralización para en realidad centralizar el poder en sus propias manos. Una década de tremenda confusión”.

Blockchain y anarquía


La tecnología blockchain, cuyo ejemplo más conocido es Bitcoin (ver Cash del 22/4/18), permite distribuir el control sobre la información en miles de nodos que se validan mutuamente en una suerte de tecno-democracia perfecta. Cada vez que se realiza un movimiento (una transacción en el caso de Bitcoin) debe ser validado por un porcentaje de los nodos para quedar registrada de una manera distribuida e inmodificable. Este potencial enorme de la tecnología, sin embargo, se demostró falible: en el caso de Bitcoin, por ejemplo, unas pocas empresas chinas controlan más de la mitad de los nodos, lo que les da poder sobre todas las demás desvirtuando la idea básica del sistema.

Más allá de Bitcoin, la fiebre por el blockchain como una tecnología que conduce a la descentralización perfecta ha arrojado pocos resultados concretos y aumentado las sospechas de que es solo otra burbuja para atraer inversionistas. Los intentos de algunas tarjetas de crédito, por ejemplo, por pasarse a sistema de blockchain no han sido exitosos y pese a las campañas de marketing, continúan utilizando bases de datos con medidas de seguridad tradicionales.

¿Por qué Facebook se lanza ahora a explotar lo que queda de esperanzas en la capacidad descentralizadora de blockchain? Para responder a esa pregunta es necesario hacer un poco de genealogía: empresas tecno como Facebook o Google crecieron a una velocidad tal que lograron en solo dos décadas de vida contarse entre las cinco más grandes del mundo por su valor bursátil. Estas dos en particular, por ejemplo, no produjeron nuevas riquezas si no que se alimentaron de la torta publicitaria global que antes se distribuía, sobre todo, entre medios masivos locales e internacionales. Para la conquista aprovecharon la ventaja que proporcionan los datos, plataformas autogestionables y, sobre todo, contenidos gratuitos provistos por los mismos usuarios. Así doblegaron a medios masivos enormes pero lentos de reflejos.

Ese éxito deslumbrante implica expectativas de crecimiento meteórico continuo, algo improbable con un mercado publicitario que, como la economía global, luce estancado. Por eso los capitales empujan a las corporaciones tecno hacia otros nichos: transporte, hotelería, alimentos, medicamentos, para obtener ganancias similares a las del pasado reciente. Una vez que pisan un nuevo territorio con sus recursos tecnológicos y financieros son capaces de imponer condiciones a cualquier competidor. Ahora los grandes parecen decididos a meterse de lleno en uno de los nichos más tentadores: el financiero. Apple, por ejemplo, lanzó recientemente su propia tarjeta de crédito (ver Cash del 28/4/19). La libra va en ese sentido. El jugoso mercado de comisiones bancarias es demasiado tentador como para escapar al radar de las empresas tecno y les resultará fácil, con su escala y recursos, ofrecer menores costos.

Sin fricción

La promesa de cada nuevo lanzamiento tecno es “reducir la fricción”, es decir, simplificar cualquier tarea hasta hacerla casi inconsciente: conseguir transporte con un click, adquirir productos y que te lleguen en minutos, organizar reuniones online. Pero detrás de ese confort, irresistible para el consumidor moderno, se encierran modelos de negocios que, por ejemplo, ubican a las empresas como intermediarias capaces de manipular la conexión entre cliente y proveedor. Cuando hay resistencias se puede utilizar el viejo y conocido dumping para destruir competidores gracias a los ingentes recursos financieros disponibles. Un pequeño ejemplo: Uber, según su CEO, perdía al menos hasta 2017 cerca de mil millones de dólares anuales en su intento por entrar al mercado chino.

En esos enfrentamientos entre gigantes, los pequeños actores caen diezmados en poco tiempo. El lema de crecimiento primero, ganancias después es uno de los favoritos de las empresas tecno; el riesgo es que ese crecimiento no se concrete y la promesa solo sirva para inflar burbujas como ocurrió en el pasado. Cabe aclarar que los datos, la capacidad de procesamiento, la diversificación y los recursos financieros acumulados ayudan, al menos a los más grandes, a tener ciertas certezas de éxito.

En el caso de libra, Facebook busca continuar su meteórico crecimiento con un salto directo al tentador mercado financiero. Para dar garantías contra la volatilidad que han demostrado las criptomonedas en general, libra mantendrá una canasta de monedas de distintas nacionalidades como en otros tiempos se usaba el patrón oro; cada vez que alguien compre la criptomoneda el dinero “tradicional” quedará como respaldo.

Por otro lado, para evitar el escrutinio de un sistema político cada vez más atemorizado por el poder de las empresas tecno y por la larga lista de daños colaterales del modelo de negocios de Facebook (como el caso Cambridge Analytica), la empresa invitó a participar a otras compañías con diez millones de dólares cada una. Entre ellas se cuentan Vodafone, Spotify, eBay, Uber y la argentina Mercado Libre para las que una moneda de circulación global irrestricta puede simplificar las operaciones y limitar las posibilidades de ser gravadas o controladas financieramente.

También empresas del mundo financiero como Visa, Mastercard o PayPal que se verían directamente afectadas por la incursión de Facebook, se sumaron al proyecto. Probablemente busquen protegerse de tsunamis tecnológicos como los que ahogan a compañías discográficas, cinematográficas, diarios, canales de TV, cadenas hoteleras, que ya han sufrido el arrasador paso de la tecnología. Los que no se han sumado a libra son los otros grandes: Apple, Google o Amazon, quienes ya tienen sus propios planes para incursionar en el mundo financiero.

Todos los socios formarán parte de la libra Association junto a algunas ONG que no aportan dinero para decidir sobre el gobierno de esta nueva moneda. En un comienzo participarán los cien socios fundadores (de los cuáles ya hay veintiocho) y cada uno de ellos tendrá un nodo, una versión bastante limitada de la descentralización implícita en blockchain.

El trabajo de estos nodos se financiará con una pequeña comisión por cada transacción, lejos del 7 por ciento promedio de una transferencia internacional. Facebook será, aseguran, solo uno más en el concejo y así evitará que libra dependa de su ya castigada reputación para seducir al mundo y evitar mayores controles. Las primera tarea del concejo será escribir una Constitución con mecanismos básicos de funcionamiento.

Gracias a esta moneda de bits, los usuarios podrán realizar todo tipo de transacciones sin fricción a través de una billetera llamada Calibra, directamente integrada a Whatsapp y Messenger, ambas de Facebook.

Otras empresas y startups podrán desarrollar sus propias aplicaciones, pero los cerca de dos mil millones de usuarios, millones de avisadores y pequeñas empresas en la red social le brindan un piso más que interesante para instalar las herramientas propias. Los recursos de Facebook también le permitirán realizar ofertas irresistibles al menos hasta ocupar una posición dominante y acostumbrar a los usuarios a sus apps. Justamente, uno de los argumentos del proyecto es que se podría llegar de esta manera a millones de personas que no tienen acceso a servicios financieros, quienes podrían así integrarse de una manera muy simple a él. En cuánto a la privacidad, Facebook aseguró que no conectará las transacciones con el perfil social, algo poco creíble si se mira su historial de promesas.

Facebook también liberó el código fuente de la moneda para que cualquiera pueda hacer aplicaciones para libra, de manera similar a lo que ocurre por ejemplo con Android de Google o iOS de Apple, ecosistemas en los que se puede participar con nuevas aplicaciones. De esa manera se favorece una innovación controlada en la que el sistema principal administra el entorno. Tanta apertura puede parecer riesgosa pero la experiencia indica que en el campo tecnológico el ganador se queda con todo y arrancar en punta suele ser una ventaja determinante. Está previsto que la moneda comience a funcionar en 2020, por lo que los competidores no tendrán mucho tiempo para prepararse.

Intermediarios

Probablemente lo más disruptivo de esta tecnología es que el dinero está (o estaba) basado en un Estado garante de un recurso social. El avance sobre las finanzas con una moneda gestionada, en el mejor de los casos, por un puñado de empresas privadas que actúan como paraguas supranacional es un golpe al corazón de un Estado ya debilitado y acechado por el poder financiero. Una de las tareas básicas como cobrar impuestos pasará a depender de la información que una empresa privada le dé a las instituciones públicas. ¿Qué posibilidades hay de que Facebook trabaje junto a AFIP para conocer los ingresos que los ciudadanos y empresas no declaran?

El destino se parece mucho al sueño neoliberal de un sistema económico sin las fricciones del Estado. El problema, ya acuciante, es que sin impuestos para financiar la administración, educación, salud, caminos, policía, el sistema completo cambia hacia otro íntegramente gestionado por empresas privadas cuyo objetivo es reunir más dinero pero sin siquiera el objetivo de distribuir una parte para beneficio del conjunto. Las nuevas tecnologías, más que aumentar la riqueza disponible, utilizan la eficiencia de sus herramientas para ubicarse como intermediarias, un lugar que permite imponer condiciones a competidores, incluso los de la economía real. Así aumentan su ya formidable poder y siguen avanzando, voraces, sobre nuevos nichos casi sin regulación, disfrazadas con la modernidad de sus prácticas aplicaciones.

https://www.pagina12.com.ar/203354-libra-la-criptomoneda-de-facebook

lunes, 15 de abril de 2019

Por qué Juan Guaidó ya no es noticia



Juan Guaidó, o más bien el 'personaje' Juan Guaidó, ha sido y continúa siendo en muchos sentidos una incógnita para la mayoría de venezolanos, politólogos y periodistas.

Juan Guaidó es un ingeniero de 35 años, graduado de la Universidad Católica Andrés Bello, que fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora y considerada en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia, el pasado 5 de enero.

Antes de esa fecha, tal y como señala el periodista y analista internacional Miguel Ángel Pérez Pirela en conversación con Sputnik, "era un total desconocido para más del 80% de los venezolanos, y a partir de ahí se convirtió en uno de los paquetes de 'marketing' político más rocambolescos que ha creado EEUU".

"Es un fenómeno comunicacional creado a la medida para los objetivos en Venezuela y para los que previamente habían apostado por otros personajes que se han ido quemando uno a uno", advirtió Pérez Pirela.

El analista se refiere a Freddy Guevara, el segundo al mando de Voluntad Popular, quien fue vicepresidente de la Asamblea Nacional y hoy encuentra refugiado en la Embajada chilena por enfrentarse a un juicio por su papel como uno de los principales líderes de los disturbios violentos de 2017 conocidos como guarimbas.

También está el caso de Yon Goicoechea, detenido en 2016 por las fuerzas de seguridad que afirmaban haber encontrado un kilo de explosivos en su vehículo. Y el de David Smolansky, exalcalde de Voluntad Popular del municipio El Hatillo, condenado a 15 meses de prisión tras estas mismas guarimbas y que actualmente permanece exiliado en EEUU.

Todos ellos son conocidos como la 'Generación 2007'. Según publican los periodistas Dan Cohen y Max Blumenthal en el medio de comunicación Grayzone, se trata de "un cuadro especializado de activistas para el cambio de regímenes respaldados por EEUU", financiados por el Centro de Acción y Estrategias No Violentas Aplicadas (CANVAS) y de la National Endowment For Democracy (NED), un apéndice de la CIA que funciona como el brazo principal de EEUU para promover cambios de Gobierno.

Para Diego Sequera, investigador del portal web Misión Verdad, "esta generación fue preparada para perpetrar Revoluciones de Colores basadas en el mismo formato de 'golpe suave' o 'golpe blando' ideado por Gene Sharp (politólogo y escritor estadounidense) siguiendo la estrategia de no violencia".

La guerra en el siglo XXI se hace de otra manera. Ahora importan más las armas psicológicas, sociales, económicas o políticas. Ese es el manual de estilo de la 'Guerra no convencional' o 'Guerra de Cuarta Generación' en la que se basa la doctrina de Sharp y que es la que se está intentando aplicar en Venezuela siguiendo otros modelos de éxito como Libia o Ucrania.

Pero para Sequera, Guaidó "no es el último en la fila (detrás de sus compañeros de la 'Generación 2007') ni tampoco la opción propiamente desesperada". Para el analista venezolano, "en términos estéticos, Guaidó tiene ese rostro puebloso y esa capacidad semiótica de empatizar con un venezolano promedio. No tiene esa impronta sifrina (de clase alta, cheta, fresa, pija en jerga venezolana) que tienen otros personajes como Guevara o Smolansky. Es más fácil encubrirlo así".

Entender por qué Guaidó, y no otro, es el elegido para protagonizar los últimos meses de actualidad política venezolana, pasa además por un segundo nivel, según el investigador: "Guaidó es el protegido de Leopoldo López. Él sería el presidente de la transición y López el presidente de la 'Venezuela libre'", explicó.

Sin embargo, la realidad está demostrando, según Sequera, que "eso no está saliendo bien porque hay conflictos entre ellos. Además, para EEUU, la única figura que no es sacrificable, que no pueden botar a la basura es Leopoldo. Guaidó es un parachoque político en el terreno para que luego sea López el que asuma", indicó.

La realidad es que, casi tres meses después de que Guaidó se autoproclamase presidente encargado de Venezuela en una plaza pública de Caracas y prometiese la renuncia o salida de Nicolás Maduro del poder y la convocatoria de unas elecciones libres, nada ha cambiado en el país. La expectación mediática, en ebullición durante las primeras semanas del año, ha desaparecido.

Para Miguel Ángel Pérez Pirela, Guaidó "es una especie de Forrest Gump estadounidense que pusieron a correr en las grandes ligas y que ha hecho el papelón de su vida porque, por más que los medios privados, nacionales e internacionales hagan todo lo posible por encumbrarlo mediáticamente, Guaidó ha venido desinflándose con el paso de los días y me atrevería a decir que se le está acabando el tiempo".

Y continuó. "Después de tantas promesas, de tantos 'Días D', días definitivos que han sido un fraude, sus seguidores ya no le creen y por más que la mediática tenga un impacto muy grande en la política, al final la mediática no puede sustituir a la realidad", comentó Pérez Pirela.

Es curioso cómo este devenir de los días sin acciones concretas por parte de la oposición, han influido hasta en la manera de denominar a Juan Guaidó por parte de los periodistas. Muchos reporteros "militantes" del cambio han pasado de llamarle "presidente" tanto en privado como en público, a designarle como "el ingeniero", "el prometedor líder opositor", o sencillamente "Juan".

"Esta operación relámpago se ha caído por su propio peso", aseguró el periodista. "Dentro de poco ya no solamente se estará hablando de Guaidó como un "ingeniero de 35 años, sino que ya no se hablará más de Guaidó", concluyó.

El porqué de todo este final tiene su origen, según Diego Sequera, en "varios errores de cálculo". "El plan estaba concebido con una lógica muy cortoplacista y no pensaron en un plan B. Hay improvisación sobre el terreno y conflicto entre los operadores de poder. Por ejemplo, Elliot Abrams, representante de EEUU para Venezuela, y Marco Rubio, senador republicano de Florida, no se ponen de acuerdo y exponen públicamente sus diferencias sobre la posible intervención militar", mencionó.

Siguiendo con esta lógica, para entender porqué Guaidó ha dejado de generar titulares y se encuentra en su peor punto de desinterés a nivel internacional, hay que tener en cuenta cómo han actuado otros personajes de la estrategia, como John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de EEUU, Mike Pompeo, secretario de Estado, y Mike Pence, vicepresidente.

"Ellos creen que con nombrar la realidad, la realidad se crea", dice Sequera. Y continúa: "Es una constante neoconservadora: creen que crean realidades y eso es una locura vista desde cualquier punto de vista".

A todo ello habría que añadir las profundas claves culturales venezolanas que marcan el carácter y la idiosincrasia del país y del chavismo, arraigado profundamente en un sector muy importante de la sociedad cada vez más y mejor organizado.

Otro punto importante a tener en cuenta y que explicaría la derrota de Guaidó: el autoproclamado presidente de Venezuela habló a los convencidos. Así lo señala a Sputnik el analista Pérez Pirela: "es un 'marketing' político cuyo 'target' no son los venezolanos de a pie, de la provincia, del interior, de los sectores populares del oeste de Caracas. El personaje Guaidó, aunque se intentó hacer lo contrario, no se consiguió.

De nuevo, "fue creado para los sectores de la clase media alta, que son los que finalmente salen a protestar en las zonas pudientes de la capital. Juan Guaidó no ha levantado al pueblo venezolano", aseguró.

Es Semana Santa y Guaidó está de gira por el país. Hace semanas que la anunció como parte importante de lo que ha denominado 'Operación Libertad', su hoja de ruta para el "cese de la usurpación", la salida de Nicolás Maduro.

Hasta el momento ha estado en los estados de Zulia y Falcón. No ha ocupado ningún titular de prensa ni nacional ni internacional. Son días feriados en el país caribeño y las posadas cuelgan el cartel de 'Completo'.